Pasamos un fin de semana inolvidable en esta maravillosa casita en las Hurdes. Es muy acogedora, está decorada con muy buen gusto y no le falta ningún detalle. Os la recomiendo sin ninguna duda para desconectar de la rutina, por la tranquilidad y belleza del entorno. Sin duda, repetiremos.

Emma